El forense Carlos Cuadrado analiza el perfil psiquiátrico de Ana Julia Quezada. Caso Gabriel Cruz

Ana Julia Quezada actuó «premeditadamente» y tiene rasgos de «psicópata»

El forense Carlos Cuadrado (Perito Judicial en Medicina Forense de Madrid)analiza el perfil psiquiátrico de Ana Julia Quezada

Ana Julia Quezada, la detenida como supuesta autora del crimen del niño desaparecido en Níjar, Gabriel Cruz, tendría unos rasgos de «psicópata», según el forense Carlos Cuadrado, quien ha explicado que el perfil no sería el de una persona con problemas mentales, sino que tendría «unas capacidades mentales sin alterar».

«Puede ser inteligente en mayor o en menor medida, pero con sus capacidades sin mermar y posiblemente con un plan predeterminado», ha explicado Cuadrado quien ha descartado, gracias a las pistas que se han sacado de la investigación, la posibilidad de que fuera un acto espontáneo o un posible accidente. «Todo lo que ha pasado, da a pensar que hay un plan y una intencionalidad que se ha llevado a cabo», ha insistido.

Además, según el experto, este tipo de personas también tiene un patrón en su forma de actuar después de cometer el delito. Según ha argumentado, es «habitual» que el autor del crimen forme parte activa del caso, como es «ir a los entierros, estar en contacto con la familia e incluso crear una asociación para motivar la búsqueda del desaparecido».

Un perfil «bastante habitual» que puede actuar así por dos motivos: el de la rama científica, en la que se dice que «lo hace para limpiarse esa culpabilidad», o la rama forense, que defiende que lo que intenta el culpable es «tirar balones fuera» al pensar que la Policía y la Guardia Civil «no sospecharía de alguien que está con la familia, está apoyando e incluso haciendo comentarios», como los que ha realizado Ana Julia estos días.

Otro rasgo característico que ha resaltado Cuadrado es que los psicópatas suelen actuar de manera impulsiva, por lo que suelen hacerlo en solitario, o a veces por empatía pueden contactar a través de redes sociales «con un círculo de personas que tengan esta macabra afición». Sin embargo, no ha descartado la posibilidad de actuar con un cómplice porque las fuentes oficiales también barajan dicha opción.

Cuadrado sí ha analizado que la detenida presuntamente colocara de manera intencionada la camiseta de Gabriel en una de las zonas de búsqueda, para hallarla minutos después ella misma, al considerarse «más inteligente que los demás».

Según ha explicado el forense, este acto pudo decidirlo después de que la Guardia Civil descartara al principal sospechoso, el acosador de la madre que demostró tener coartada, y despistar así la investigación para poder seguir son su trama y su papel hasta deshacerse del cuerpo del menor.

Posible móvil del crimen

Aún se desconoce el motivo que llevó a Ana Julia Quezada a matar, supuestamente, a Gabriel, el único hijo de su pareja sentimental. Pero las hipótesis del forense, por el perfil de la mujer, apuntan a que fue un móvil pasional, al considerar al niño un obstáculo entre ella y Ángel Cruz.

«Con este tipo de patología, es habitual que la novia del padre se quiera quitar los obstáculos del medio. Hay gente que los aleja de sus padres, mandándolos por ejemplo a un internado, pero no todo el mundo tiene una mente sana, lo más fácil es quitárselo del medio por la vía por la que ha sucedido», ha aseverado.

Después de plantear esta hipótesis, y de la trayectoria que ha llevado, Cuadrado ha calificado de impredecible saber si la acusada va a confesar el crimen una vez detenida, porque «ha tenido versiones muy peculiares» a lo largo de toda la investigación con «el móvil, el ordenador, la camiseta, salir en los medios apoyando y dando frases de esperanza, etc.»

«Es un poco impredecible, no sabes por dónde van a salir estas personas. Sólo el acto de coger el cadáver y llevarlo en coche a la casa paterna te da que pensar lo que se le está pasando por la cabeza, no es comprensible», ha valorado el forense.

Antes de trasladarlo en el maletero de su coche, Ana Julia fue a una finca de los familiares de Ángel Cruz, donde tenía escondido, en un pozo a Gabriel. Esta decisión, que ha sido clave para su detención, pudo ser provocada por el nerviosismo al sentirse acorralada en el avance de la búsqueda y no saber qué hacer con el cadáver.

Además de analizar su perfil, Cuadrado también ha resaltado la actuación de la Guardia Civil que la detuvo antes de que entrara en el garaje del edificio donde reside con el padre del menor fallecido, ya que «una vez que entra, no se sabe si a lo mejor habría más personas dentro, otros medios, o se deshiciera del cadáver» allí.

Para finalizar, las diferentes pistas sobre su forma de actuar, hacen que el forense se plantee si el padre de Gabriel, pareja actual de Ana Julia, no notó nada raro en ella. Sin embargo, Cuadrado, lo ha descartado porque no tiene por qué ya que depende de «la distancia con la que se mira».

«Cuando en una pareja hay un conflicto, no se da cuenta la persona que está dentro de ella, lo ven los amigos o terceros. En el momento en que un tercero lo ha puesto en duda, es cuando quizá el padre se haya planteado una serie de dudas y que podría estar en un contexto que no era el que ella indicaba», ha puntualizado.

 

Fuente: http://sevilla.abc.es/andalucia/almeria/sevi-gabriel-cruz-julia-quezada-actuo-premeditadamente-y-tiene-rasgos-psicopata-201803121422_noticia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *