¿Tiene usted hijos con problemas legales?
¿Sus hijos tienen problemas de conducta?
¿Consumo de drogas?
¿Ausencia de asistencia a clase?
¿Exceso de violencia? ¿Mal comportamiento? ¿No han superado la separación familiar? ¿Problemas de nutrición? ¿Hiperactividad?

Sea cual sea el problema que tengan los menores a su cargo, no se preocupe. Nosotros se lo podemos solucionar.
El equipo de Eprocrime consta de expertos en psicología, medicina, psicoterapia, nutrición y criminología. Nuestro programa popularizado como “Terapia modelo Hermano Mayor” está siendo muy exitoso entre familias con hijos conflictivos en la Comunidad de Madrid. En esta entrada les comentaremos un poco en profundidad sobre cómo nuestro equipo actúa y reconduce los malos hábitos y comportamientos de menores conflictivos e infractores.

En primer lugar, nuestra asistencia es personal, y nuestra terapias se programan de forma individual, ajustadas a las necesidades de cada caso. Tenemos casos donde los mejores tenían un alto índice de ausencia escolar, estando aún en edad de educación obligatoria. Nuestro equipo se ocupa de que estos menores cumplan sus responsabilidades. Estamos con ellos durante varias horas al día, nos aseguramos de que entren al colegio, hablamos con sus profesores, realizamos un seguimiento fuera del mismo y corregimos sus hábitos diarios para que el problema se convierta en solución.

Dado nuestros perfiles profesionales, los menores adquieren empatía con nuestros profesionales, no presentamos el perfil habitual de persona adulta, seria y formal, difícil de compatibilizar con los menores en estos perfiles. Disponemos en nuestro equipo del Doctor en Psicología Carlos Cuadrado Gómez-Serranillos, que además de ejercer judicial en psicología y medicina, tiene más de 10 años de experiencia tratando con menores internos en centros. Su formación abarca muchos campos y sus dotes directivas hacen que todas las piezas del equipo funcionen perfectamente.

Tras él, forma una parte muy importante la señorita Bárbara de Vega, que, aparte de Licenciada en Educación Infantil, es técnico profesional en criminología y experta en campos judiciales. Sabe como afrontar, prevenir y solucionar problemas que derivan, pueden derivar o vienen derivados de actos delictivos o susceptibles de ser objeto de crimen. Es nuestra investigadora de élite, junto al Doctor Cuadrado, los menores encuentran serios problemas para poder introducir mentiras o falsedades en sus acciones. No obstante, sabemos como trabajar para reconducir ese comportamiento, y poder convertir su mentira, en una actitud positiva que termine destacando por ir la verdad por delante, conociendo las consecuencias.

Como complemento al equipo, Arturo Pardo de Santayana es coach nutricional, experto en entrenamiento táctico y criminólogo. Crea rutinas y realiza el seguimiento de “nuestros” menores para que cumplan sus responsabilidades, combinando dichas tareas con terapia del resto de profesionales. Los menores reciben terapia, sin ser conscientes de que la están recibiendo. Además, distraen su mente de malos hábitos debido al refuerzo deportivo que les inculcamos en casos necesarios (problemas de hiperactividad, agresividad, etc).

La señorita Berta Zaragoza, es el perfil más cercano por norma general a los menores infractores, dada su condición de mediadora con menores, y por sus años de experiencia, es el eslabón intermedio entre un equipo profesional y un menor infractor. Ella entiende a la perfección la mente de los menores, y sabe interpretar los mensajes indirectos que ellos exponen. Su cercanía personal hace que abran su interior y expongan en su lenguaje los problemas que les han llevado a su situación actual. Facilitando a todo el equipo la linea de trabajo en conjunto.

eprocrime

Y bien, ahora que sabe como trabajamos, vayamos con sus dudas…

¿Tiene usted hijos con problemas legales?

Contamos con los mejores despachos de abogados de Madrid. Además, en nuestra condición de especialistas en psicología, expertos en medicina forense, criminología, nutrición y mediación, realizamos seguimientos, terapias e informes exhaustivos que benefician al menor en estos problemas legales. En primer lugar intentamos evitar la condena o el procedimiento judicial completo mediante la mediación. Si no nos queda otra alternativa que ir a juicio, intentaremos llegar a un acuerdo con la otra parte, o si procede, con el Ministerio Fiscal, y en último caso, si debemos ir a juicio, lo haremos con las mejores armas que podemos llevar: nuestros informes con nuestros expertos para ratificarlos.

En caso de que su hijo no sea problemático, pero sea la víctima de menores conflictivos, o sufra problemas de bullying, acoso, etc, no se preocupe, nuestro trabajo es bidireccional. Igual que podemos reconducir a un infractor, podemos lograr que el peso de la carga de prueba esté de nuestro lado y el infractor pueda ser reconducido, o en el peor de los casos, que cumpla una condena o castigo justo por sus actos.

¿Sus hijos tienen problemas de conducta?

Muchos menores tienen problemas conductuales, difíciles de identificar por los padres, y por consiguiente, difíciles de solucionar. Nosotros analizamos el origen de esos problemas, vemos el punto en el que se encuentran, y trabajamos con ellos en la forma que se deba hacer para corregirlo. Ofrecemos terapia tipo Hermano Mayor, pasando varias horas al día con el menor problemático, haciéndole ver lo que hace y deja de hacer, cambiando su enfoque, y especialmente, controlando que el problema no se agrave.

¿Consumo de drogas?

Por desgracia, cada vez es más habitual el consumo de drogas entre menores. El problema ya no es sólo el consumo en sí, si no en un 80% de los casos, la forma que tienen de financiarse para conseguirlo. Muchas veces se endeudan sin ser conscientes de ello, teniendo que recurrir a malvender bienes de la familia, joyas, e incluso a robar dinero de otros miembros del nucleo familiar. Hemos llegado incluso a tratar con menores que han ofrecido favores sexuales a cambio de sustancias tóxicas y estupefacientes. No deje que el consumo de drogas pase a ser un problema mayor, intervenga de inmediato. Realizamos investigaciones, seguimientos, estudiamos el entorno y movimientos de los menores que tenga a su cargo, y evitamos esta conducta desde un enfoque ético y razonable, tratando el problema con la víctima y haciéndole consciente de ello. No olvide que para que alguien pueda superar un problema, primero debe reconocer la existencia del mismo. Déjenos a nosotros el trabajo de hacerle ver cómo y por qué debe resolverlo, somos profesionales cualificados.

¿Ausencia de asistencia a clase?

El ausentismo escolar es muy frecuente en adolescentes. Los padres, debido a su día a día, tienen responsabilidades que deben cumplir, y muchas veces no pueden asegurarse de que su hijo/a esté cumpliendo con su horario escolar. Nuestro equipo realiza ese seguimiento, trabaja con los profesores del centro y de forma conjunta se crea una solución para el problema. El ausentismo escolar no es un problema unipersonal. Es una consecuencia unipersonal, el problema engloba otras partes y otros aspectos mucho más complejos, pero, la solución forma parte del propio menor, del entorno familiar, del colegio, y de los profesionales que trabajemos para arreglar dicha situación.

¿Exceso de violencia?¿Mal comportamiento? 

Los problemas de violencia son una señal de un futuro que roza el mal camino, si usted nota problemas de violencia, no lo deje pasar, no se solucionan con el tiempo, es necesario que intervengamos profesionales cuanto antes, pues, tenga en cuenta que la violencia, sea del tipo que sea, a medida que su hijo o hija va creciendo, va perfeccionando y agravando el tipo de violencia. Si es violencia psicológica, irá aprendiendo tramas para hacerle sentir peor, sabrá usar comentarios hirientes y sabrá como extorsionarle emocionalmente. Si la violencia es física, tenga en cuenta que un preadolescente de 13 años, acabará siendo un adolescente de 17, con un tamaño y fuerza aumentadas. Llegar a ese punto es un gravísimo error, por nuestra experiencia, un menor violento suele terminar siendo un adulto conflictivo, y un adulto conflictivo es sinónimo de procesos penales, con desenlaces desafortunados.

¿No han superado la separación familiar?

Algunas veces, la actitud del menor viene generada por la situación familiar, no entienden el proceso de separación, pero  menos aún entienden el proceso custodio. No entienden por qué se han separado, no entienden por qué hay un régimen con un progenitor y no con el otro, no entienden por qué se produce alineación parental…no entienden nada, como es normal. Para eso estamos nosotros, esta situación, ya no sólo en caso de separación, sino también de defunción de uno de los progenitores, e incluso de ambos, son muy complicadas para traducirlas a una mente en crecimiento. Deje en manos profesionales que estos procesos sean traducidos a un lenguaje que el menor pueda entender. De lo contrario, sin saberlo, podría estar creando traumas o pensamientos inadecuados que le impidan desarrollarse correctamente como persona.

¿Problemas de nutrición?

Cada día nos alimentamos peor, y lo peor es que nuestra mala alimentación se la damos a nuestros hijos en herencia indirecta. Trabajamos a diario con trastornos alimenticios, y vivimos día a día con menores con problemas de alimentación. Nuestra terapia incluye una educación nutricional de manos de un Coach Nutricional, y además, VAMOS a realizar la compra con nuestros pacientes, revisamos sus neveras y despensas y nos aseguramos de que la terapia se cumpla. Incluimos además ejercicio en las terapias y actividades con nuestros monitores, compaginables con otras actividades que puedan tener y con sus clases y responsabilidades.

 ¿Hiperactividad?

La hiperactividad y trastornos derivados son problemas que en menores afectan como a adultos el estrés, todo el mundo sabe que existe, se aprecia que lo padece, pero poca gente sabe ponerle solución. Tras años de trabajo, tenemos terapias que llevamos a cabo con los menores que incluyen actividad física y desarrollo emocional, intentando que la hiperactividad quede en una fase cerrada y el menor pueda proceder a continuar su día a día de forma ordenada.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *